Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Elogio de la razón pura

Es tan fácil desoír las voces de la razón y de la empatía y sumergirse en el delirio emocional. Es tan fácil arrastrarse detrás de las consignas, integrarse con simpatizantes, embriagarse de discursos enaltecedores de una condición, victimistas y arraigados en una memoria de sufrimiento. Es tan difícil volver sobre lo esencial. Fijarse en lo que hay al costado, en lo que se está consumiendo como un pedazo de barro castigado por la locura y el caos. Es tan fácil dar un golpe de efecto, tan difícil agazaparse en la propia incertidumbre, vivir la propia soledad como una condena y sumergirse en el olvido como una pequeña cucaracha superviviente a mil demonios. No existe la solución. Ni está a un lado, con esos cánticos románticos y esas sirenas aullando al ritmo de las cacerolas. Con esas banderas desplegadas como si fueran símbolos de una supremacía y de un derecho pisoteado. Con esos presos ahogados en sus propias paradojas. Con esos acuerdos imposibles plagados de líneas rojas. La verd…

Entradas más recientes

La ley

El fin de la historia

Todos los muertos

El misterio del viaje

Diálogo

Si las ideas no se matan

La línea de sombra

El desenlace del día D

Aiguablava

Los ausentes