Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Los ausentes

Una tarde cualquiera de verano hay movimiento de  vasos ondulados de cania y tapas en Padilla. Monologuistas, cuentacuentos presentaciones, música en vivo, magia,  dice en ribetes dorados la pancarta verde sobre el bar que parece un almacén de barrio. 
Yo he llegado a Madrid de noche, en un tren de alta velocidad. Me he bajado en Atocha y me he encontrado con esto, con un destierro elegido, con esta procesión de ausentes que me machacan con un recuerdo de algo que será algún día. -Somos eso - lanza el Flaco Espada- una generación que no pudo ser. Una generación que eligió el camino más largo hacia el olvido. -No me digas que no congeniás con lo que se dice de nosotros, que no tenemos nada que perder, que no hemos arriesgado nada – lanza la gorda Silvia Matosa.
Parecemos espectros en la tarde tórrida de una ciudad que despierta de la siesta medieval. Somos espectros de una crisis que no se termina nunca. El Colorado Tuerto, la Chancha Sardina, el Conejo Bulling. Todos estamos hechos mie…

Entradas más recientes

¿Quienes son los malos?

Acceso a la ciudad

Alicia en el Pais de las Maravillas

Ahi va el capitán Beto

Barcelona resiste

Stiutso y Figuerola vuelven

Carcasonne es Europa

Encesa Literaria en el Museo del Exilio

Espacios de Resistencia

Una tertulia con literatura y gin tonic